miércoles, 28 de mayo de 2008

A ella no le importa.

Kelsey abrió los ojos lentamente.
La luz, verde brillante, la aturdió un poco; o tal vez no. Tal vez ya estaba aturdida, gracias a nuestra amiga Dioxicitrina; eso era lo último que recordaba. El olor dulzón de la Dioxicitrina y el sabor más dulzón todavía de la Omentopinicina.
Chico llamaba a esa mezcla “El Eraser casero”, él solía hacer eso, ponerle nombre a cosas que no lo necesitaban, o cambiárselo a otras que sí lo hacían.
Bien. El Eraser no había tenido efecto, si lo que pretendía era olvidarse de Chico, porque estaba claro que le recordaba.
Pero entonces..
¿Qué era lo que quería olvidar?
Eso era lo malo del Eraser, a veces pretendes olvidarte de algo, pero no lo haces, y tampoco recuerdas si precisamente era eso lo que querías borrar (atención al juego de palabras, licencias literarias que se le llama).

Decidió no darle más importancia al asunto, y levantarse de la cama.
Un suave mareo la meció.
Observó en derredor, todo estaba como siempre, pero parecía distinto. Como si la habitación le anticipase que iba a pasar algo, o tal vez, que ya había pasado algo; y tal vez de nuevo, quizás era ese algo pasado lo que quería olvidar; si era así, desde luego lo había conseguido.
Otro mareo, boca pastosa. Anticipo de vómito.
Corrió al baño.
Odiaba vomitar, pero le gustaba hacerlo con ciertas cosas, la Omentopinicina por ejemplo, teñía todo de violeta.

Cuando se repuso, vio que ese baño era nuevo. Tal vez lo que no quería recordar le había pasado en el baño, por eso el cambio.
-¡Mierda!- pensó- Siempre hago lo mismo. Quiero olvidar. Hola Dioxicitrina 3 comprimidos, hola Omentopinicina 4 gotas ¿quiere usted unirse a la fiesta? Borrado semiselectivo, vómito, y después, después; estúpida yo, yo, estúpida, quiero recordar eso que quise olvidar, maldita curiosidad, alguien debería inventar unas pastillas contra ella, ¡si hay pastillas para todo! o quizás ya estén inventadas, pero son demasiado caras para que yo pueda permitírmelas.

Fue a la pantalla de órdenes del baño, y la encendió. Le pidió que le dijese cuando se había limpiado/cambiado el baño por última vez. Aster contestó que hacía 2 horas.
Y ahora, ¿qué quería?
¿Recordar eso que olvidó? o ¿Olvidar eso que borró?

5 comentarios:

Andichan dijo...

Y yo..
Yo lo que quiero es recordarte y olvidarte. Todo junto. De una vez.
Y odiarte, amarte.
Todo junto.

En medio de la niebla, y los árboles más nublados del universo.

Anónimo dijo...

En ese paraje misterioso justo alado de un camino de coches pero ala vez escondido, la lluvia siempre tiene razón y yo no soy quien para discutírselo.

Esos besos q no dicen nada pero nada de nada.

Anxolítico dijo...

:O

Andichan dijo...

¬¬

Anónimo dijo...

toooooonta